INSOMNIO Y ANSIEDAD NOCTURNA, DOS INVITADOS NO DESEADOS

“EL PEZ QUE SE MUERDE LA COLA”

Nadie dijo nunca que curar el insomnio es fácil, pero tampoco imposible. Lo que pasa es que cuando se junta con otros trastornos como es el que ocupa este artículo, la ansiedad, pues se complica un poco más. Aquellas personas que sufren de ansiedad saben perfectamente la sensación de angustia física y psicológica que se padece. Perder horas de sueño por culpa del insomnio como síntoma de la ansiedad no es nada saludable. Veamos juntos, si te parece, cómo ponerle remedio.

Aquellas personas que padecen de insomnio y ansiedad a la vez deben aprender a manejarlo de la forma correcta para llevar una vida mental y físicamente sana. Si no, a corto y largo plazo, las consecuencias pueden ser nefastas.

Tipos de ansiedad

El término “ansiedad” es un tanto genérico, y en los últimos tiempos se aplica tanto a trastornos más leves (“tengo ansiedad por los exámenes”) como los más graves (ataques de pánico). Se caracteriza por aprensión, miedo, preocupación y nerviosismo, pero es más o menos fuerte según el grado. Es por ello que debemos conocer qué tipos de ansiedad existen a grandes rasgos:

  • Trastorno de ansiedad generalizada
  • Ataques de pánico (trastorno de pánico)
  • TOC (trastorno obsesivo-compulsivo)
  • TEPT (trastorno postraumático)
  • Estrés agudo
  • Fobia social
  • Cualquier tipo de fobia en general
  • Ansiedad generada por consumo de sustancias o estupefacientes

¿Quieres conocer más acerca de los tipos de ansiedad?

Causas más frecuentes

Factores ambientales o externos:

Situaciones traumáticas, estrés laboral o escolar, problemas financieros, problemas de pareja o familiares, falta de oxígeno en las alturas (si vamos de escalada, por ejemplo).

Factores médicos:

Síntomas del consumo de anfetaminas, heroína o cocaína, o de medicamentos con receta como el Vicodin o las benzodiazepaminas.

Factores genéticos:

Hay predisposición dentro de una misma familia.

Factores químicos: a veces, los neurotransmisores no trabajan a los niveles normales y nuestro cerebro responde mal ante ciertas situaciones.

Síntomas

Es difícil hacer una lista de síntomas, pues como ya has visto, cada tipo de trastorno de ansiedad es provocado por una cosa u otra, y los síntomas pueden ser desde palpitaciones fuertes hasta verdaderos ataques de terror.

Lo más sensato para un buen diagnóstico es acudir al psiquiatra, psicólogo, a tu médico o a un/a profesional en enfermedades mentales para que te diagnostique de la forma correcta. Te harán tests, preguntas, examen físico y se tendrá en cuenta tu historial médico. Tranquilo/a, al final darán con la solución.

  • Algunos de los síntomas más generales son:
  • Preocupación excesiva sobre un tema o un acontecimiento en concreto que dura más de seis meses.
  • Dificultad a la hora de controlar nuestro nerviosismo o preocupación. Se nos va de las manos.
  • Fatiga.
  • Irritabilidad.
  • Tensión muscular.
  • Dificultad de concentración.
  • Intranquilidad.
  • Problemas para dormir (insomnio). Probablemente el síntoma que más se manifiesta en casi todos los casos.

.

¿Es la ansiedad la causa de tu insomnio?

Como has podido ver, sea cual sea tu tipo de ansiedad, lo cierto es que todas ellas tienen como síntoma casi seguro el del insomnio. Una persona con fobias o que padece de TOC o que haya vivido una situación de mucho estrés va a tener problemas para conciliar el sueño por las noches.

No solamente se trata de insomnio, sino que se pueden presentar multitud de problemas a la hora de acostarse, como por ejemplo pesadillas que reviven acontecimientos traumáticos, o terrores nocturnos. En algunos casos puede provocar sonambulismo.

¿Qué es la ansiedad nocturna?

Que al ponerse el sol nuestros pensamientos nos impidan relajarnos y conciliar el sueño es un síntoma de que la ansiedad ha ganado espacio, y un espacio muy importante, en nuestras vidas. La ansiedad nocturna está causada por los altos niveles de estrés que generamos durante el día, ya sea por el trabajo, la familia, la suma de las tensiones en los dos ámbitos o incluso puede aparecer sin que sepamos identificar una razón. Se caracteriza porque aflora la preocupación y el nerviosismo cuando llega el momento de descansar.

La ansiedad nocturna es una de las manifestaciones más frecuentes cuando se padece algún tipo de trastorno asociado al sueño. El miedo se apodera de la persona que lo sufre y su sueño tiene que volver a empezar de nuevo constantemente, de manera que es complicado que en este se alcancen las fases profundas.

Generalmente, las personas que sufren nerviosismo nocturno suelen ser personas distraídas que tienen dificultades para concentrarse durante el día. Esto es debido a que los ataques de ansiedad nocturnos impiden el descanso y esto afecta a la rutina diurna de la persona que los sufre.

Cómo superarla

En lo que a sueño se refiere, es mejor la calidad que la cantidad. Si nos enfocamos en el pensamiento de no poder dormir en vez de intentar relajarnos y pensar que ya nos dormiremos a lo largo de la noche, nos va a ser más difícil conciliar el sueño. Por lo tanto, hay que esperar al sueño entendiendo que este ya nos alcanzará como proceso natural que es, sin anticipar que no acudirá a la cita.

Resulta paradójico el hecho de que el sueño, siendo como es tan necesario para la supervivencia y el buen orden del funcionamiento psicológico, presente un abanico tan amplio de trastornos y disfunciones que en muchos casos requieren una intervención compleja.

Para vencer a la ansiedad por la noche podemos intentar identificar la causa durante el día y adquirir las habilidades suficientes para que esta deje de tener influencia. Una vez hayamos vencido a los miedos y a las preocupaciones, la ansiedad y sus síntomas desaparecerán.

Tratamiento para curar el insomnio por ansiedad

Como bien sabes, hemos de llegar al origen de tu problema para poder solucionarlo. No basta con tomarse unas pastillas para dormir, pues puede que te ayuden a cerrar los ojos una noche, pero la ansiedad seguirá existiendo.

Es por ello que es imprescindible la ayuda profesional de tu médico o psicólogo, los cuáles determinarán el grado de tu trastorno y ayudarán a paliar los síntomas. Entre ellos, el del insomnio.

Has de comprender que el insomnio se puede controlar. En ocasiones nos ponemos todavía más nerviosos (generando más ansiedad) cuando no paramos de dar vueltas en la cama. No te preocupes, pues es totalmente controlable.

Algunos de los tratamientos más comunes de la ansiedad son:

Asesoramiento psicológico profesional

Solamente un experto o experta en trastornos mentales será capaz de diagnosticar con eficacia nuestro problema, atacar la raíz del mismo y ponerle la solución adecuada. Según el profesional al que decidas ir, se llevará a cabo una terapia conductual, psicoterapia o una mezcla de ambas (o muchas otras). Depende de tu trastorno, de lo que cause tu insomnio y ansiedad y de tu estilo de vida, los resultados serán antes o después. Pero no te preocupes porque todo tiene solución.

Remedios y consejos para hacer en casa

Como ya sabes, antes de medicarte siempre puedes probar alternativas menos intrusivas para ti. Esto va genial especialmente para la tercera edad, aunque es positivo para todo el mundo.

Eso sí, si el grado de ansiedad es muy grave o padeces de algún trastorno como los mencionados más arriba, la consulta a un/ experto/a es obligatoria.

Aprende a controlar el estrés:

No te lleves el trabajo a casa y no te agobies tanto con las fechas de entrega. Organízate mejor y habla con tus jefes o profesores si no puedes llevar tanto volumen de trabajo.

Prueba con técnicas de relajación, haz yoga o pon en práctica el mindfulness.

Aprende a respirar con el abdomen:

Inspira lentamente por la nariz y lleva el aire al abdomen en lugar de al pecho. Luego, poco a poco, ves soltando el aire por la boca.

Sustituye los pensamientos negativos por una actitud positiva ante la vida.

Visualízate en paz y cumpliendo todos tus objetivos y sueños en la vida.

Haz ejercicio.

Toma un baño relajante, especialmente antes de ir a dormir.

Lo mejor, una buena prevención: No podemos evitar que sucedan acontecimientos traumáticos en nuestra vida, pues no controlamos el destino ni el azar. Sin embargo, existen una serie de consejos que ayudan a prevenir la ansiedad, y con ella, el insomnio.

Reducción de sustancias excitantes, como la cafeína o el alcohol.

Hacer ejercicio de forma regular y mantenerse en forma (¿recuerdas lo de mens sana in corpore sano?)

Comer de forma saludable y equilibrada.

Tener una buena higiene del sueño.

Morfeo: Pastillas para Dormir de BestMeLab

Desde BestMe te aconsejamos nuestro producto “MORFEO” para poder conciliar tu sueño de forma habitual y evitar posibles trastornos y  sensaciones innecesarias….¡RELAJA TU MENTE!

Se compone únicamente de extractos 100% naturales y es el complemento ideal a los consejos que te hemos dado a lo largo del artículo. Sin embargo, queremos que estés seguro de la efectividad de Morfeo a la hora de combatir el insomnio y por ello, a diferencia de otros suplementos, nuestra fórmula es 100% transparente. No queremos ocultar nada a nuestros clientes y es que, además, estamos convencidos de la efectividad de cada uno de los ingredientes que componen Morfeo, ¡y del efecto sinérgico entre ellos!

Bibliogafía/Links Referencia:

https://mevoyadormir.com/insomnio/ansiedad/

https://www.iis.es/causas-problemas-combatir-el-insomnio-tratamiento-sintomas/

https://www.aepap.org/sites/default/files/ansiedad_0.pdf

http://wpd.ugr.es/~emiro/pensamientos-intrusivos/

http://www.cop.es/colegiados/m-13902/trast_adultos.htm

¿Qué ingredientes garantizan el éxito de Morfeo?

DESCUBRE MAS SOBRE MORFEO!

Beneficios de morfeo:

Relajante físico y mental

Ayuda para conciliar el sueño

Recuperador muscular

pandora pills

Be Sociable, Share!

2 thoughts on “INSOMNIO Y ANSIEDAD NOCTURNA, DOS INVITADOS NO DESEADOS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *