Cafeína Anhidra

Posiblemente la cafeína es la droga más popular del mundo, siendo utilizada por los seres humanos desde tiempos paleolíticos, al ser un alcaloide encontrado de manera natural en las semillas de cafeto, cacao, cola, en las hojas de té y en la guaraná. Antiguamente nuestros antepasados desde la prehistoria descubrieron que al masticar las semillas, cortezas y hojas de ciertas plantas, podían aliviar la fatiga, aumentar el ánimo y mejorar la conciencia. La cafeína por tanto se consume desde hace siglos, cuando se utilizaba para eliminar la fatiga de manera natural, pero en la actualidad se ha conseguido sintetizar este elemento y lo aportamos a diferentes compuestos para conseguir que sus efectos se liberen de manera más adecuada. En nuestra civilización la tomamos habitualmente con el café, el té, el cacao, el chocolate, en algunos refrescos y con algunas medicinas. La cafeína pura es inodora y su sabor amargo. Se descubrió mucho más tarde que los efectos del consumo de plantas que contienen cafeína se incrementan en remojo en agua caliente.

La cafeína anhidra tiene efectos estimulantes en el organismo, este elemento, combinado con otros extractos naturales, te permite incrementar tu capacidad de motivación y energía de manera inmediata. La cafeína es un alcaloide que actúa en el sistema nervioso central, eliminando la somnolencia y generando un nivel de alerta mayor que el habitual.

La cafeína se consume desde hace siglos, cuando se utilizaba para eliminar la fatiga de manera natural, en la actualidad se ha conseguido sintetizar este elemento y aportarlo a diferentes compuestos para conseguir que sus efectos se liberen de manera adecuada.

Beneficios de la cafeína anhidra

La cafeína es un compuesto natural que se produce naturalmente en más de 60 plantas y pertenece a una familia de sustancias químicas llamadas alcaloides de la xantina, que también incluye compuestos naturales, tales como la teobromina y la teofilina. En la naturaleza, estos alcaloides xantina actúan como pesticidas naturales, ayudar a matar a los insectos que intentan alimentarse de la planta que los contiene. Sin embargo, cuando se ingieren los extractos de plantas como el té, café, cacao, guaraná y asiática, los efectos son muy diferentes.

 

Cuando nos preguntamos qué es la ”cafeína anhidra” probablemente pensamos en complicados métodos sintéticos que liberan la cafeína por medio de métodos químicos, sin embargo el resultado es mucho más sencillo, ya que se trata de la cafeína con sus propiedades intactas simplemente deshidratada, consiguiendo los mismos efectos que la cafeína que encontramos en el café, en el té, etc… y preparada para consumir en estado sólido.

La cafeína anhidra consigue que el organismo esté predispuesto a realizar todo tipo de actividades, mientras que la L-Teanina hace que todo ese esfuerzo se concentre en un solo punto haciendo que, debido a la conjunción de ambas, cualquier persona pueda sentirse mucho más predispuesta a realizar tareas que exijan esfuerzo y concentración. Para aportar cafeína a Pandora se utiliza cafeína anhidra pura, es decir, cafeína deshidratada capaz de contener los mismos componentes que la cafeína normal. Este tipo de cafeína es absorbida por el organismo mucho más rápido que la cafeína normal, pudiendo sentir sus efectos a los pocos minutos de ser ingerida. El efecto de la cafeína anhidra es continuado, provocando que la atención y concentración se mantengan en el tiempo.

 

La cafeína anhidra tiene efectos estimulantes en el organismo, este elemento, combinado con otros extractos naturales, te permite incrementar tu capacidad de motivación y energía de manera inmediata. La cafeína es un alcaloide que actúa en el sistema nervioso central, eliminando la somnolencia y generando un nivel de alerta mayor que el habitual. En dosis moderadas aumenta la capacidad de alerta, reduce la coordinación del sistema motor, puede provocar nerviosismo, dolor de cabeza, vértigos e insomnio. (En dosis “masivas” inclusive puede llegar a ser letal, considerando una dosis fatal de cafeína aquella por encima de los 10 gramos, lo que sería equivalente a tomar unas 90 tazas de café seguidas). La cafeína es un estimulante del sistema nervioso central, llegando a la circulación sanguínea a través del estómago y del intestino delgado, haciendo efecto unos 15 minutos tras ser consumida. La cafeína permanece en el organismo durante 4 horas e interfiere en múltiples zonas del cerebro, actuando con la adenosina (nucleósido del propio cerebro); así como en otras partes del cuerpo, al incrementar el ritmo cardiaco, contrayendo los vasos sanguíneos y aumentando la respiración.

La ” cafeína anhidra”, es un estimulante natural que aumenta el estado de alerta mental, pero puede causar ansiedad y nerviosismo en algunas personas. La combinación de Teanina y cafeína, potencia los efectos de ambas sustancias, eliminando los efectos secundarios asociados a la cafeína, como el nerviosismo, hiperactividad e incapacidad para descansar. El efecto será un enfoque limpio, tranquilo y lucido, que no tiene paralelo en ninguna otra combinación o bebida energética actual. Los estudios indican que esta combinación aporta mayor agudeza visual, mejora los tiempos de reacción ante estímulos, aumento exponencial en la capacidad de concentración y una mejora física, aportando destreza muscular.

 La cafeína puede arreglarte el sueño, ya que al ingerir esta sustancia antes de dormir retrasa cuarenta minutos el reloj interno de los humanos, la mitad que la exposición a luz intensa. La cafeína por tanto se podría decir que “quita el sueño” y quizá por eso sea la droga más consumida en el mundo. Se sabe que produce ese efecto porque libera sustancias químicas en el cerebro que nos mantienen despiertos y bloquean otras que inducen el sueño. Pero esa no es la única vía. En la actualidad, un grupo de investigadores de la Universidad de Colorado en Boulder (EE UU) ha tratado de explicar cómo funciona el mecanismo en los humanos a través de su influencia sobre el reloj circadiano. Este reloj interno de los humanos hace una función similar a la de los departamentos de logística de las grandes empresas. A través de un mecanismo bioquímico que sintoniza el organismo con los ciclos del día y la noche, este reloj interno logra que el cuerpo sepa cuándo conviene que esté listo para dormir, comer o para realizar el esfuerzo del trabajo diurno. El mecanismo se reajusta ante la influencia de señales externas. La exposición a una luz brillante a la hora de irse a la cama, por ejemplo, retrasa el tiempo circadiano y nos desvela. Este efecto es el que se ha observado, por ejemplo, con el uso de algunos dispositivos electrónicos. Con la cafeína se ha visto un efecto similar en modelos animales, como algunos tipos de alga o las moscas de la fruta. Para comprender el funcionamiento de este mecanismo en humanos, el equipo de científicos de Colorado, que hoy publica sus resultados en la revista Science Translational Medicine, siguió durante 49 días a cinco individuos que tomaron una pastilla diaria con la cafeína equivalente a dos cafés tres horas antes de irse a dormir. Después, compararon el efecto de esta cafeína sobre el reloj circadiano con el que ejerce la exposición a luz intensa. Sus resultados muestran que la cafeína retrasó ese reloj en cuarenta minutos, la mitad del efecto producido por la luz. La exposición a una luz brillante a la hora de irse a la cama retrasa el tiempo circadiano y nos desvela. Con el fin de medir las variaciones en el reloj circadiano, se tomó como referencia el ciclo de secreción de melatonina, una hormona que le anuncia al organismo la llegada de la noche y que desencadena el sueño y otros procesos relacionados con el descanso nocturno. Además, los autores del trabajo analizaron los efectos de la cafeína sobre el reloj circadiano a nivel celular. Kenneth Wright, profesor de la Universidad de Colorado y uno de los autores del artículo, afirma que estos resultados “indican que, administrada en el momento adecuado, la cafeína se puede utilizar para poner en hora el reloj”. Esto convertiría a esta popular sustancia en una herramienta que, además de quitar el sueño, ayude a ordenarlo.

Está aprobada por el Ministerio de Sanidad español para utilizarla como fármaco indicado para estados de somnolencia, astenia, fatiga o agotamiento en adultos. Son numerosos los fármacos con acción antiinflamatoria, analgésica, antimigraña, relajante muscular o antiemética que contienen cafeína añadida, con la finalidad de potenciar los efectos farmacológicos de cada uno de ellos. La cafeína presenta pocas interacciones, siendo posible su consumo junto con la mayoría de fármacos utilizados habitualmente en el tratamiento de numerosas circunstancias patológicas. Incluso con los tratamientos psicofarmacológicos indicados en las principales psicopatológicas (depresión, psicosis, etc.) o enfermedades neurológicas, como las demencias, no suele hallarse contraindicado el uso de cafeína. Las características farmacológicas de la cafeína la hacen una sustancia de fácil manejo y elevada seguridad.

Existen importantes diferencias en el ritmo de metabolización entre individuos, entre ellas destaca la edad la cual suele enlentecerlo. Para la eliminación del organismo se utiliza principalmente la vía de excreción renal, a través de la orina. El consumo de cafeína en dosis bajas o moderadas en adultos se considera responsable, sin riesgos para la salud y del que se pueden obtener beneficios en las capacidades cognitivas tanto a corto como a medio y largo plazo, en especial en determinadas circunstancias. La cafeína tiene pocas contraindicaciones, si bien existen algunas circunstancias patológicas en las que es aconsejable evitar su consumo. Éstas son las alteraciones cardiovasculares y gastrointestinales graves, la epilepsia, el insomnio, la ansiedad y la insuficiencia hepática. También se recomienda evitar el uso de cafeína en menores de 12 años y si se padece insuficiencia renal, no tanto porque se hayan acreditado efectos perjudiciales sino por falta de estudios en ambos casos que aporten datos robustos de su seguridad. En ausencia de tales circunstancias, el consumo moderado de cafeína puede tener efectos beneficiosos sobre la calidad de vida tanto en individuos jóvenes como en los de edad avanzada. Los posibles efectos adversos de la cafeína son pocos y sin peligro potencial, entre los más frecuentes hallamos la inquietud o irritabilidad, el insomnio y la irritación gastrointestinal. En caso de que aparezca alguno de ellos, con la interrupción del consumo se produce la completa remisión en poco tiempo.

¿Dónde puedes comprar CAFEINA ANHIDRA?

En BestMeLab añadimos en Pandora, además de cafeína anhidra, los extractos necesarios para activar tu organismo sin efectos secundarios como nerviosismo o hiperactividad, de esta manera tus capacidades aumentan y pueden ser utilizadas para lo que más las necesitas.

Pandora, el suplemento perfecto para extraer el máximo partido a la Cafeína Anhidra, mediante la combinación con otros ingredientes sinérgicos que aumentan su efecto y mejoran sus resultados, Pandora es mucho más efectivo a la hora de obtener los resultados deseados a cuando se consume CAFEINA ANHIDRA de forma independiente, ya que no solo te sentirás con más energía, sino que disfrutarás de otros efectos como el aumento de concentración, efectos anti-estrés y una mejora en la capacidad de memorizar.

Los beneficios sinérgicos que se consiguen con Pandora son los siguientes:

  • Aumento de la energía física y mental, menor fatiga.
  • Favorece la atención, concentración y memoria.
  • Mejora el estado emocional.
  • Mayor rendimiento intelectual.
  • Activa la motivación.
  • Efecto antioxidante.
  • Fórmula anti-estrés.
  • 100% origen natural.
[/vc_column]

DESCUBRE EL RESTO DE INGREDIENTES DE PANDORA

DESCUBRE MAS SOBRE PANDORA!

pandora pills

Be Sociable, Share!