10% de bienvenida a la Familia BestMe™ por tu primera compra.

¿Cuándo Debo Tomar Mis Suplementos?

Cuándo debo tomar mis suplementos

Esta interrogante resuena con frecuencia entre nuestros clientes y, vamos a ser claros, la respuesta no es directa. El momento ideal para tomar tus suplementos depende de una amalgama de factores: el tipo específico de suplemento, la combinación con otros productos, tus objetivos de suplementación y cómo estos interactúan con tu dieta.

Por regla general, si existe alguna instrucción especial de consumo para un suplemento, te lo haremos saber directamente en el envase o en las preguntas frecuentes. Nos interesa sobremanera que la experiencia de uso de los suplementos sea tan cómoda y beneficiosa para ti como sea posible. No obstante, existen circunstancias bajo las cuales consumir tu suplemento en momentos específicos —teniendo en cuenta además el contenido de tu estómago— puede marcar una diferencia significativa en tu progreso y bienestar.

Además, es crucial entender que la sinergia entre los suplementos y la alimentación juega un papel fundamental en su eficacia. Un suplemento puede ser más efectivo si se toma con el estómago lleno, o quizás su absorción sea mejor en ayunas, dependiendo de sus componentes y el objetivo que busques alcanzar con su consumo.

Te animamos a que no veas los suplementos como una solución aislada, sino como parte de un estilo de vida saludable y equilibrado. La educación sobre cómo y cuándo tomar tus suplementos puede optimizar tus resultados y ayudarte a alcanzar tus metas de una manera más efectiva.

La Farmacocinética

Cuando entramos en el terreno de cómo se absorben los suplementos en nuestro organismo, nos adentramos en el fascinante mundo de la farmacocinética. Este término hace referencia al estudio del viaje que emprenden los compuestos bioactivos dentro del cuerpo. Por otro lado, la farmacodinámica se enfoca en el efecto que estos compuestos ejercen una vez dentro. Para alcanzar los mejores efectos posibles de un suplemento, es crucial primero asegurarnos de que su farmacocinética sea óptima.

Dentro de la farmacocinética, consideramos cinco etapas clave:

  1. Liberación: Este es el primer contacto del suplemento con nuestro cuerpo, típicamente a través de la boca. Aquí es donde una cápsula empieza a disolverse, liberando su contenido. Existen técnicas, como el recubrimiento entérico, que permiten que un suplemento pase por el estómago y solo se disuelva en los intestinos, optimizando la absorción y evitando daños por los ácidos estomacales. También es posible eludir completamente el sistema digestivo mediante la administración sublingual, directamente bajo la lengua, para una absorción rápida y directa al torrente sanguíneo, com es el uso sugerido para nuestro producto Bestme Elixir
  2. Absorción: Aquí, el suplemento cruza desde el sistema digestivo al torrente sanguíneo. Este proceso puede variar enormemente; algunos compuestos son absorbidos en el estómago, otros en los intestinos. La presencia de alimentos puede influir significativamente en este proceso, conocido como el “efecto matriz alimentaria”. Este efecto y cómo gestionarlo es crucial para la eficacia del suplemento.
  3. Distribución: Una vez en el torrente sanguíneo, el suplemento se distribuye por el cuerpo. Factores como la difusión pasiva y el transporte activo determinan cómo y dónde actuarán estos compuestos. Tomando la curcumina como ejemplo, a pesar de sus desafíos de absorción, tecnologías como la patente Cursol (usada en productos como Curcuma +) pueden mejorar significativamente su distribución a áreas objetivo como el cerebro.
  4. Metabolismo: Después de la absorción, el cuerpo empieza a metabolizar el compuesto, a menudo a través de la glucuronidación, lo que puede disminuir su efectividad. Para contrarrestar esto, algunos suplementos se combinan con Piperina (como hacemos con Baco y Curcuma +), que mejora la absorción y ralentiza el metabolismo, como es el caso cuando se combina con curcumina, potenciando sus efectos beneficiosos.
  5. Excreción: Finalmente, el suplemento debe ser eliminado del cuerpo. Este proceso puede verse afectado por cómo el compuesto fue metabolizado. En algunos casos, como con los ginsenósidos, técnicas especiales como la combinación con Schisandra pueden moderar la excreción prematura y maximizar los beneficios.

Estas etapas son esenciales para entender cómo mejorar la eficacia de los suplementos y son respaldadas por investigaciones científicas en el campo de la farmacocinética y farmacodinámica. Un ejemplo de referencia científica relevante en este ámbito es el estudio de cómo la piperina mejora la biodisponibilidad de la curcumina, un tema ampliamente investigado en la literatura científica (e.g., Shoba et al., 1998, “Influence of piperine on the pharmacokinetics of curcumin in animals and human volunteers”). Estos principios nos ayudan a diseñar suplementos más efectivos, asegurando que lleguen al lugar correcto, en el momento correcto, y de la manera más eficiente posible.

Profundizando en la Absorcion de los suplementos

Para simplificar, hemos afinado la farmacocinética de nuestros suplementos para asegurarnos de que obtengas lo mejor de ellos, sin importar la complejidad detrás. Desde la optimización de la absorción con Cursol (patente de Curcuma +), pasando por la distribución mejorada con Rhodiozen, y la mejora en los procesos de metabolismo y excreción con combinaciones como curcumina + piperina … estamos en todo. Esto significa que, en gran medida, no tienes de qué preocuparte respecto a la efectividad de la suplementación. De hecho, sugerimos tomar tus suplementos cuando te resulte más conveniente, aunque hay algunas excepciones, especialmente en lo que respecta a la absorción.

Tomar suplementos en ayunas puede aumentar la velocidad de absorción. Un estómago vacío permite que los suplementos se disuelvan y absorban rápidamente, algo que se nota especialmente con la cafeína, cuyos efectos se sienten más rápido y pueden parecer más intensos debido a una absorción acelerada. Este fenómeno se relaciona con dos conceptos importantes: el tmax (tiempo para alcanzar la concentración máxima en sangre) y el Cmax (la concentración máxima alcanzada). Aunque tomar cafeína en ayunas puede disparar su Cmax rápidamente, la biodisponibilidad total muchas veces permanece inalterada, ya sea que se tome con el estómago lleno o vacío. Lo que varía es la rapidez con que se alcanza el efecto, su intensidad, y su duración.

Advertencia para personas con estómago sensible: Si tienes un estómago sensible, es recomendable que siempre tomes tus suplementos acompañados de algo de alimento y con abundante hidratación, preferentemente agua. Esto ayuda a minimizar cualquier malestar que puedas experimentar y facilita la absorción de los suplementos de manera más suave para tu sistema digestivo. La combinación de alimentos y una buena hidratación no solo puede mejorar la tolerancia a los suplementos sino también potenciar su eficacia.

En resumen, la forma en que eliges tomar tus suplementos puede depender más de tus preferencias personales y los efectos deseados que de reglas estrictas. Experimentar tanto con el estómago vacío como lleno te ayudará a encontrar el equilibrio perfecto para tus necesidades, sabiendo que la biodisponibilidad general no se ve mayormente afectada.

Excepciones

En la vida y en la suplementación, siempre hay excepciones. A veces, el momento de tomar un suplemento —con el estómago lleno o vacío— hace una gran diferencia en cómo se absorbe. Por ejemplo, el magnesio puede no absorberse bien si se ingiere con alimentos ricos en fitatos, como las verduras de hoja. Esto se debe a que los fitatos se enlazan al magnesio, impidiendo su absorción. Para evitar esto, es mejor tomar el magnesio en ayunas, aunque algunos tipos, como el óxido de magnesio (forma que no recomendamos por su baja disponibilidad), pueden causar malestar si no se comen antes.

Sin embargo, existen maneras de eludir este problema y mejorar la absorción de los suplementos, incluso con comida. Un ejemplo es el Glicinato de Magnesio (incluido en nuestra fórmula para dormir Morfeo), diseñado para absorberse mejor y evitar la interacción con los fitatos. Esta forma de magnesio, unida a la glicina, se absorbe eficazmente con las comidas, mostrando que no todos los suplementos se ven afectados negativamente por el efecto de la matriz alimentaria.

Hay casos en los que tomar suplementos con alimentos realmente mejora su biodisponibilidad. Por ejemplo, el monohidrato de creatina se absorbe mejor con carbohidratos, y el aceite de pescado ( aceite krill) , con comidas grasas. Aunque no es común que los suplementos requieran alimentos para una mejor absorción, en algunos casos, hacerlo puede suavizar y extender sus beneficios. Al final, si prefieres tomar suplementos con comida o en ayunas dependerá de tu propia experiencia y experimentación.

Conclusiónes

El momento óptimo para tomar tus suplementos depende de una variedad de factores, incluyendo el tipo de suplemento, tus objetivos personales de suplementación, y cómo interactúan estos con los alimentos. Hemos visto que la farmacocinética y la farmacodinámica juegan roles cruciales en determinar la eficacia de los suplementos, analizando cómo se liberan, absorben, distribuyen, metabolizan, y excretan en el cuerpo.

Hemos optimizado la formulación de nuestros suplementos para asegurarnos de que obtengas el máximo beneficio, desde la liberación y absorción hasta el metabolismo y la excreción. Esto significa que, generalmente, puedes tomar tus suplementos cuando te resulte más conveniente. Sin embargo, hay excepciones, especialmente en lo que respecta a la absorción, donde el estómago vacío o lleno puede marcar una diferencia significativa.

En ciertos casos, como con la L Teanina (y otros aminoácidos), puede ser preferible tomarlos en ayunas para evitar el efecto de la matriz alimentaria, que puede reducir la biodisponibilidad de los suplementos. Por otro lado, algunos suplementos, como la Bacopa Monnieri (uno de los ingredientes de Pandora) y el aceite de pescado (Pangea utiliza Krill como fuente de Omega 3), pueden beneficiarse de ser tomados con alimentos para mejorar su absorción.

La clave es entender que, aunque hemos desarrollado nuestros suplementos para maximizar su efectividad independientemente del momento de ingestión, la experimentación personal puede ser necesaria para determinar cuándo te sientan mejor. Ya sea con el estómago lleno o vacío, lo importante es integrar los suplementos de manera que complementen y potencien tu estilo de vida y objetivos de bienestar.

¿Qué tan útil fue el artículo?

Haz clic en una estrella y califícalo

Calificación media 4.4 / 5. Recuento de votos: 14

Nadie ha votado! Sé el primero en hacerlo.

¡Comparte este artículo con tus amigos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

-10% descuento

En tu primera compra

Regístrate para obtener tu cupón. Lo enviaremos a tu email de inmediato.